Qué dijo la Defensoría sobre la bebé Embera que murió en Bogotá

In Gobierno, Nacional
junio 11, 2024

Tras el lamentable fallecimiento de una bebé de tres meses perteneciente a la comunidad Embera, asentada en el Parque Nacional Enrique Olaya Herrera de Bogotá, la Defensoría del Pueblo hizo un llamado urgente a las autoridades indígenas para colaborar con las instituciones gubernamentales en la protección efectiva de los derechos fundamentales de los niños y niñas de esta etnia.

La Defensoría enfatizó sobre la necesidad de trabajar de manera coordinada durante las brigadas de salud en el asentamiento, con el objetivo de proporcionar una atención integral a todos los miembros de la comunidad, especialmente a los niños, niñas y adolescentes, cuyos derechos constitucionales deben ser garantizados prioritariamente.

Además, el organismo de Derechos Humanos instó a la Fiscalía Seccional Bogotá a agilizar la investigación sobre las circunstancias que rodearon el fallecimiento de la menor, con el fin de esclarecer los hechos y evitar su repetición en el futuro.

La entidad ha estado acompañando y ofreciendo sus servicios de protección de derechos a la comunidad Embera, no sólo en el Parque Nacional, sino también en otras áreas de asentamiento como las Unidades de Protección Integral La Rioja y La Florida, así como en el albergue El Buen Samaritano.

Basándose en este acompañamiento y en los hallazgos identificados, la Defensoría elaboró el informe “Emberas desplazados en Bogotá”, publicado a principios de este año.

En un esfuerzo por abordar estructuralmente esta problemática, la Defensoría recomendó a la Agencia Nacional de Tierras priorizar los procesos de identificación, legalización y adjudicación de tierras a favor de las comunidades Embera en la capital, con el objetivo de garantizar una reubicación que respete plenamente sus derechos.

La Defensoría del Pueblo invitó a la ciudadanía a utilizar la aplicación ‘Contigo’, una herramienta tecnológica que cuenta con una interfaz de infancia y adolescencia, para reportar cualquier situación de riesgo o vulneración de derechos contra este grupo poblacional.

Este mecanismo de alerta facilita la supervisión constante, la identificación temprana de riesgos y la activación de protocolos adecuados para asegurar una protección completa de los derechos de la infancia y adolescencia embera.